Conducir el coche con niebla

Cuando se conduce a través de carreteras cubiertas por la niebla, se expone a situaciones inseguras bastante difíciles de eludir, debido a que interfiere en la visibilidad. Lo más angustiante es que aun teniendo todas las precauciones, no se tiene la certeza de que los demás conductores también lo hagan, por lo que es preferible estar muy al pendiente para poder realizar cualquier maniobra necesaria.

Cuando las temperaturas bajan y el sol se retira temprano, como sucede al llegar el otoño y el invierno, se presentan además los respectivos fenómenos climáticos de dichas estaciones, como la nieve, la lluvia y la niebla. Esta última se genera cuando las nubes descienden tanto, que caen al nivel del suelo; y, aunque no lo parezca, es una de las condiciones más peligrosas en la cual conducir, al no dejar ver alrededor, ni ser vistos.

Recomendaciones para conducir en niebla

En esta situación por lo general la carretera está húmeda y resbaladiza; por ello, se aconseja lo siguiente:

Aumentar la distancia de seguridad y bajar la velocidad: nunca aumente la velocidad por salir rápido de un banco de niebla, es lo peor que podría hacer. Al no tener suficiente visibilidad esta reacción podría hacerlo chocar contra otro coche u otro objeto, sin poder reaccionar a tiempo.

Frenar suave y de forma intermitente: frenar bruscamente o realizar maniobras bruscas le hacen perder el control del vehículo, mientras que si lo hace sin prisas tendrá mejor dominio de las ruedas. Al frenar con intermitencia le advierte a los demás, de manera más clara, que está próximo a detenerse.

Usar las luces correctas: no olvide encender las luces antiniebla en los momentos que amerite, las delanteras puede hacerlo cuando guste; no obstante, las traseras son para niebla muy densa. Las luces comunes deben permanecer apagadas en estas circunstancias, por ser más potentes crean una especie de pantalla luminosa al reflejarse en la niebla y hace imposible ver el camino.

Mantenerse en el mismo carril: al cambiar de carril aumenta el riesgo de que el coche que le sigue no lo detecte a tiempo y colisione contra el suyo. Igualmente evite circular por el carril izquierdo o el central, de esta forma no queda en medio del camino, siendo un obstáculo.

En caso de que ya haya tenido la terrible experiencia de accidentarse, no lo dé todo por perdido. En la web cochesparadesguace.com obtiene una tasación gratuita completando el formulario y aceptan coches siniestrados, incendiados o con cualquier tipo de avería mecánica.