¿POR QUÉ ES MEJOR CORRER POR MONTAÑA QUE POR ASFALTO?

¿POR QUÉ ES MEJOR CORRER POR MONTAÑA QUE POR ASFALTO?Dentro de la moda del running, existen diferentes tipos de superficies por las que se puede correr, pero principalmente los terrenos más pisados son el asfalto de las ciudades y los caminos de tierra de montaña.

Correr por asfalto mas accesible

Para la gran mayoría de corredores, el asfalto es su medio habitual. Es normal, puesto que en los alrededores de sus casas o de sus lugares de trabajo es lo más accesible.

Entrenar en asfalto tiene trae consigo problemas importantes, que hacen que salga perdiendo en la comparativa con otras superficies:

  • Se trata de un terreno demasiado duro, que no amortigua en absoluto nuestra pisada. Por tanto, cada impacto de nuestro pie con la calzada se transmite de forma casi completa a nuestras articulaciones y tendones.
  • Es una superficie uniforme, por lo que prácticamente cada pisada es idéntica a la anterior, exactamente con la misma inclinación y fuerza, lo que sobrecarga siempre las mismas zonas y articulaciones.

Correr mal produce lesiones

Si bien ambos problemas se pueden tratar perfectamente con una adecuada técnica de carrera, que permita que los apoyos de nuestro cuerpo con el suelo se hagan de una forma correcta, lo cierto es que muy pocos atletas realizan una buena dinámica de carrera.

En cambio, correr por terrenos pedregosos, caminos de tierra o senderos de montaña, evita los problemas mencionados:

  • Es un terreno más blando, que absorbe una parte de nuestro apoyo, por lo que sólo se transmite una fracción del impacto con el suelo a nuestras articulaciones.
  • Al tratarse de terrenos desiguales, llenos de pequeñas piedras y desniveles, el ángulo con el que nuestro pie impacta con el suelo varía ligeramente a cada zancada que damos, de forma que no hay sobrecargas en ninguna zona de nuestro cuerpo, pues hay un reparto eficiente de los impactos. Cada impacto lo hacemos con una orientación distinta y la posición de nuestro pie es diferente a cada paso que damos por la montaña.

La tecnica vital para correr sin riesgo

Además, si hemos trabajado correctamente nuestra técnica de carrera, aún minimizamos el desgaste de los impactos con el suelo, y seremos menos proclives a sufrir lesiones.

Podríamos decir que, junto con la importancia de correr siempre con un pulsómetro para vigilar nuestro estado físico, se trata de uno de los temas más importantes que todo corredor debería tener en cuenta siempre.

En resumen, es conveniente siempre que se sea posible realizar entrenamientos por caminos de tierra o por senderos de montaña, para minimizar el riesgo de lesiones y fortalecer nuestras articulaciones y músculos.

Además, el contacto con la naturaleza y el aire limpio seguro que reporta beneficios adicionales a nuestro cuerpo. Si aún no has corrido por montaña, no lo dudes, ¡pruébalo!